martes, 16 de noviembre de 2010

Nace el Blog del Club de Lecturas Libres...

Y este es su primer paso. El primer paso del Blog pero no el primero del Club, que lleva ya un par de añitos dando caña al mono de la lectura. Por esa afición y con la suerte de compartir lecturas nos unimos un grupo de lectores de todos los gustos, tipos y edades. Lectores sí, pero sobre todo compañeros y colegas con ganas de pasar un buen rato y aprender con cada libro. Muchos nos conocemos de hace tiempo por pertenecer a la Escuela de Letras Libres, taller de escritura creativa creado e impartido en Chiclana (Cádiz) por el escritor Miguel Ángel García Argüez. Un taller que creció para hacerse Colectivo que organiza recitales y encuentros con la literatura, pero sobre todo se convirtió en un grupo de amig@s que disfruta de los placeres de la escritura y de la palabra (¡y de la buena comida cuando la ocasión se presta!)

Muchos compañeros del Club han convivido en Letras Libres, pero otros se conocen del Club de Lectura de la Escuela Municipal de Artes (en la actualidad desaparecido desafortunadamente). Así las redes se entretejen, las soledades lectoras se acogen y se forma este grupo de aficionados y amigos de la lectura. Y en eso andamos, entre un "¿A ti te ha gustado?" y un "Pues a mí mucho", "Pues a mí, regular" "Yo pienso que el estilo es magnífico, la cadencia, el ritmo" o "Fijaos en esta metáfora, es impresionante" o ¿por qué no? un "Aquí ha metido un patazo bastante gordo". Pero lo mejor de todo, con lo que más aprendemos, es cuando las especificaciones literarias pasan a un segundo plano y el diálogo cambia a un "Pues yo recuerdo que en mi época..." o un "Yo opino que esto no es así..." o también "En la zona de la que habla el libro existe...". Cuando la literatura da paso a anécdotas vividas, opiniones (a veces no siempre compartidas), recuerdos, anhelos, sueños... Y cuando algún@ compañer@, en este caso sobre todo nuestra compañera Raquel, se saca de la chistera de la imaginación una actividad o juego relacionado con el libro leído, que nos hace disfrutar, pensar o reírnos un buen rato.

Pues así andamos. En eso y en las sesiones de películas que hacemos alternando con las sesiones de comentario de libros. Es el Cineclub de Lecturas Libres, donde vemos versiones cinematográficas de los libros que leemos (como hicimos con La Elegancia del Erizo) o bien películas relacionadas de alguna manera con el libro (como hemos hecho con Osama y Cometas en el cielo a raíz de El librero de Kabul). Imaginaos que entre una cosa y otra, las dos horitas que echamos se nos pasan volando, los lunes de 19 a 21 en nuestra actual sede, situada en la Casa de la Cultura de Chiclana.

Así andamos y el siguiente paso era crear este blog. Como acabamos de nacer, aquí balbucearemos sobre los libros que estamos leyendo, pondremos con chincheta el planing del Club con las actividades previstas, nos quedaremos embobados con las películas y colgaremos todo lo que se nos ocurra relacionado con nuestras aventuras literarias. ¿Quién se apunta? Porque esperamos que muchos internautas que por unas cosas y otras no pueden sumarse al club en persona, comenten y convivan también con nuestros libros y con nosotros. De este modo, además de poner en relieve nuestras reuniones presenciales, creamos un espacio virtual donde compartir la pasión por este mundo, para que la lectura salte la valla que imponen las trabas de las distancias y de los horarios, y para lanzarnos en picado al abrazo de la infinita red virtual.

El paso ya está dado.
Un cariñoso saludo del Club de Lecturas Libres.

4 comentarios:

Anatxu dijo...

Oleeeee
que bueno, soy la primera
jajajajajaja

Adelante y buena suerte...ojalá salga todo muy bien.
Aquí estaré acompañando desde la distancia.
besos.

tangai dijo...

Hermoso proyecto, así que dará buenos frutos. Abrazos para todos.

Raquelilla dijo...

Enhorabuena, Deivid, ta salio perfe, esto marchaaaa.

Pedro dijo...

Olé por ti, deivi. Con prólogos así ya tenemos la mitad del camino hecho. El blog te ha salido muy chulo, ya lo iremos rellenando de contenido bueno y bonito.
Buen trabajo.